Estamos en la época en la que a todos nos gusta viajar alrededor del mundo y para garantizar la comodidad de este tipo de viajes, existe un elemento que ha cobrado mucha importancia desde hace algunos años. En efecto, estamos hablando de las mantas que usamos para no pasar frío en nuestros desplazamientos o para estar en el sofá. Pero si hablamos de este tipo de mantas con estilo debemos hacerlo también con las manta escocesa, ya que son lo último en tendencias prácticas para llevar a todos lados.

Última actualización:

Ver Más Ofertas

¿Por qué la manta escocesa se ha vuelto tan popular?

Si no conoces el término mantas escocesas seguro que sí que has oído hablar del “plaid”. Pues bien, esta palabra se utiliza para nombrar todas aquellas mantas de viaje o para taparse en el sofá que tienen un estilo muy parecido. Aunque pueda parecer que todas estas mantas entran en la misma categoría, no es así. Por tanto, cuando hablamos de “plaid” nos estamos refiriendo a un tipo de manta concreta que sigue los diseños clásicos de la antigua Escocia.

Principales usos de la manta cuadros escoceses para comprar

manta escocesa

Mantas escocesas

La principal característica de esta manta escocesa es que sigue los diseños del Kilt tradicional escocés: el diseño de las mantas se basa en cuadrados del mismo tamaño y de diferente color, aunque mantiene una misma tonalidad. Lo bueno de los diseños de las mantas escocesas es que hay de muchos colores diferentes, lo cual te permite escoger entre una enorme variedad y darle un toque vintage a tu casa. Seguramente te termines perdiendo entre nuestro inmenso catálogo de mantas escocesas. 😉

En cuanto al tamaño de la manta, cuando hablamos de un “plaid” estamos refiriéndonos a una manta escocesa que tiene unas dimensiones pequeñas para que pueda ser cómoda llevársela de viaje. De hecho, varias de las mantas de cuadros escoceses se crearon con la tela restante de los Kilts escoceses, aunque la mayoría debió haber sido trabajada para transformarla en una prenda que abriga ante condiciones de frío. Esto quiere decir que la calidad del tejido está totalmente asegurada para su uso cotidiano.

Y es que normalmente las mantas con cuadros están hechas de materiales de gran calidad para aguantar bastante tiempo. Sin ir más lejos, algunos de los materiales más clásicos para hacer este tipo de manta escocesa son la tela, el algodón y el poliéster. La principal ventaja de hacer una manta escocesa con este tipo de tela es que aguanta mucho mejor la temperatura y te permite no pasar frío en las oscuras noches de invierno.

Así pues, olvídate ya de pasar frío durante los largos viajes en tren o mientras estás en el sofá de tu casa viendo una película. Gracias a las mantas escocesas podrás pasarte horas sentado en el sofá sin notar el frío y le dará un toque vintage a cualquier habitación en el que la sitúes. Así que ya sabes, no dudes en elegir una de nuestras mantas escocesas para el sofá de tu salón, una opción que les encanta tanto a los adultos como a los niños.

Además de mantas con cuadrados escoceses también tenemos:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…